Fidel Castro, el cubano a quien más veces intentaron asesinar

LA HABANA (Sputnik) — El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro (1926-2016), que hoy cumpliría 92 años, estuvo expuesto a 638 intentos de asesinato.
“Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me habría ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo; fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos”, comentó Castro en un discurso en la clausura del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba en 2016, unos meses antes de fallecer.
Pero en su muerte forzosa sí pensaron muchos durante casi medio siglo. Eliminarlo físicamente fue una obsesión de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EEUU y de sus acérrimos enemigos cubanos afincados en las ciudades estadounidenses de Miami y Nueva York.
 

Hasta el año 2007 se contabilizaron 638 intentos de asesinato contra el dirigente cubano, en distintas fases de desarrollo, y llegaron a ejecutarse más de un centenar de ellos, todos de forma fallida, según servicios de inteligencia cubana.

 
En una cronología publicada en el diario oficial Granma, se destaca que uno de los primeros intentos se registró el 28 de diciembre de 1958, pocos días antes del triunfo revolucionario, cuando fue descubierto y detenido en la Sierra Maestra el estadounidense Aller Robert Nye, a quien se le incautó un fusil Remington calibre 30.06 con mira telescópica, con el que pretendía dar muerte al jefe guerrillero.
Unos meses después, el 2 de febrero de 1959, fue detenido el agente de la CIA y mercenario Allen Robert Mayer, que ingresó ilegalmente en Cuba a bordo de una avioneta, pero fue descubierto y detenido por los entonces incipientes Órganos de la Seguridad del Estado.
 

En 1960, los oficiales de la estación de la CIA y agregados militares en la embajada estadounidense en La Habana, el mayor Robert Van Horn y el coronel Jack Nichols utilizaron a la también agente Geraldine Shamma para organizar un plan de asesinato a Castro en ocasión de una de las visitas que hacía a la casa de otro dirigente.

 
La lista de intentos es larga y diversa.
Trataron de envenenarlo usando una píldora de cianuro en un batido de chocolate, o de aprovechar su afición al buceo utilizando un traje de buzo envenenado, o con explosivos con forma de moluscos con colores llamativos, durante sus inmersiones submarinas.
También se intentó con puros habanos, tanto venenosos como explosivos, dispararle con un lanza-cohetes mientras daba un discurso, ametrallarlo con una falsa cámara de televisión, envenenarlo con un bolígrafo-jeringuilla, o hacer estallar una tribuna en la que debía dar un discurso en su visita a Panamá en 2000 Cuestionado por el cineasta estadounidense Oliver Stone, Castro le respondió que la causa de su supervivencia “es que los terroristas eran mercenarios que tenían miedo a morir si ejecutaban el asesinato, o a no disfrutar la recompensa”.
 
El exgobernante cubano encabeza la lista de líderes que fueron blanco de atentados y que incluye además a los expresidentes estadounidenses Ronald Reagan (197), Richard Nixon (184), Lyndon Johnson (72), James Carter (64) y John Kennedy (42), quien murió asesinado en 1963.

Lo que con Fidel aprendieron los cubanos

El legado del invicto Comandante en Jefe es inmortal, sus enseñanzas perduran en las presentes generaciones y constituyen una certera guía para aquellas futuras que refrendarán la continuidad histórica de la Revolución y las importantes conquistas alcanzadas luego del triunfo del Primero de Enero de 1959.

Los cubanos aprendieron con Fidel a amar con mayor ímpetu a la Patria, defender las causas justas donde fuese preciso, el valor de la solidaridad, de la equidad, y a respetar, por encima de las diferencias políticas y los sistemas socio- económicos, el derecho a la soberanía y autodeterminación de las naciones.

La sensibilidad humana, en particular la ayuda a aquellas personas más necesitadas y de menos ingresos fue siempre una latente preocupación del máximo líder. De ahí que el proceso revolucionario se erigiese para erradicar la explotación del hombre por el hombre y fomentar la dictadura de los obreros y campesinos en conjunto con los sectores intelectuales, progresistas y avanzados de la sociedad, pilares y garantes del desarrollo nacional e independencia del país.

Con Fidel, los ciudadanos de esta hermosa y encomiable Isla conocieron por vez primera, el valor de la igualdad social; de clase, credo, y raza. Y pudieron constatar que lo más significativo en la vida era la salvaguardia de la dignidad plena del ser humano y su integridad.

Igualmente los niños, adolescentes y jóvenes aprendieron desde edades muy tempranas a proteger los símbolos patrios y no olvidar la intrépida historia de Cuba que recoge pasajes de sacrificios y lucha por la emancipación frente al colonialismo español, las oligarquías de turno y el imperialismo norteamericano, sin precedentes.


No existe espacio de la geografía nacional en la cual no esté presente la imperecedera huella de este grande de los siglos XX y XXI.

Y su impronta no solo está viva en la Mayor de las Antillas, sino también en otras tierras de Latinoamérica, del Caribe y el mundo, prestas a sustentar la libertad frente a la ignominia, el despojo de oligarcas e intervenciones de entes foráneos, tradicionales expoliadores de pueblos. 
Fidel y su ejemplo están por doquier, en cada obra educacional, científica, cultural, deportiva, sanitaria y socio-económica instituida a favor del bienestar de todos y cada uno de los ciudadanos de esta tierra de titanes.

Al cumplirse este 13 de agosto el 92 aniversario de su natalicio, en cada barrio, municipio y provincia se estarán rememorando sus proezas, reconocida sabiduría, entrega infinita a la causa liberadora, y la extraordinaria visión que siempre tuvo y la cual le permitió convertir reveses, en victorias. 

¡Gloria eterna a Fidel, el Gigante!

Tribuna de la Habana

Fidel Castro en la informatización de la sociedad cubana

Por: Omar Pérez Salomón

 

Fidel Castro visita la Universidad de las Ciencias Informáticas, 12 de diciembre de 2002. Foto: Universidad de las Ciencias Informáticas / Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Este 13 de agosto los cubanos y muchas personas de todo el mundo celebramos el onomástico 92 del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz. En cada una de las esferas de la sociedad cubana está la impronta de Fidel con hechos y realizaciones concretas.

Su aporte al proceso de informatización de la sociedad cubana alcanza para escribir varios libros, pero solo nos vamos a referir a cuatro proyectos que por su visión, proyección y resultados luego de varios años de actividad, han tributado a este pilar del proceso de actualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista.

En primer lugar, el programa de los Joven Club de Computación y Electrónica, fundado por Fidel el 8 de septiembre de 1987, que conjuga como ninguno las tecnologías con el conocimiento y la cultura.

En sus más de 30 años de trabajo han preparado de forma gratuita a más de 4.6 millones de cubanos y prestado importantes servicios a la comunidad, centros de la salud, escuelas y otras instituciones en el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), contribuyendo a que Cuba ocupe un lugar destacado entre todos los países en habilidades en el uso de las TIC.

Quizás lo anterior sea el mayor aporte de los Joven Club de Computación en el contexto de una lucha sin precedentes entre los conocimientos y la ignorancia, la verdad y la falsedad, la igualdad y la desigualdad.

Pero siguiendo las ideas del Comandante, además de la formación, los Joven Club participan en la industria del entretenimiento, la industria del software y la generación de productos y servicios para la red cubana.

A partir de la prioridad que dio el líder de la Revolución a la creación de un sólido sistema de salud en nuestro país, en 1992 surgió la red Infomed como un proyecto del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, en aras de dar respuesta a la necesidad de facilitar el intercambio de información entre los profesionales, académicos, investigadores, estudiantes y directivos del Sistema Nacional de Salud cubano.

Se proyecta como una organización líder en el campo de la información en ciencias de la salud, sustentada en una dinámica y eficiente red de conocimientos de alto valor profesional y humano.

El proyecto de desarrollo de la red Infomed se ha caracterizado por el uso de las tecnologías de la información y la comunicación con una visión social y a partir del desarrollo de las capacidades locales. Fue la primera red nacional cubana que utilizó el sistema operativo GNU/Linux en todos sus servidores, facilitando el acceso a contenidos nacionales y servicios adecuados a su sistema de salud.

Desde su surgimiento, Infomed se desarrolló bajo los conceptos de un modelo descentralizado de construcción colectiva, de lo cual da fe el desarrollo de los nodos en todas las provincias, la creación de dominios territoriales, el desarrollo de sitios y páginas web a todos los niveles, la incorporación sostenida de usuarios y la amplia producción de contenidos y servicios en momentos en que aún no existían los blogs, las wikis y demás avances que hoy se resumen en la idea de Web 2.0.

El desarrollo de la red de sitios de especialidades es un ejemplo de este tipo, y la existencia de páginas de profesionales y de grupos son antecedentes importantes de lo que hoy se pretende desarrollar. Es uno de los sitios más consultados en varios países de América Latina.

El 12 de diciembre de 2002 se inauguró oficialmente la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI). La remodelación de antiguos edificios y la construcción de otros inmuebles para la nueva ciudad estudiantil se efectuaron en solo 106 días. Esto permitió que el 23 de septiembre de 2002, la universidad abriera sus puertas al primer curso académico con 2008 estudiantes y más de 300 profesores de todo el país.

Fidel, su fundador, recomendó que la UCI fuese concebida como un centro de nuevo tipo, de alcance nacional, atípico y con tareas concretas en el proyecto de informatización de la sociedad cubana, con énfasis en la producción de software. Un centro que formaría a sus educandos desde una destacada actividad política, cultural y deportiva, mediante la interrelación de la formación-investigación-producción-extensión universitaria.

En estos 16 años la UCI ha graduado a más de 14 500 ingenieros y en la actualidad tiene una matrícula superior a los tres mil estudiantes de pregrado.

Posee 14 centros de desarrollo de software que se especializan en soluciones informáticas, desarrollo tecnológico e investigaciones asociadas. En más de 130 organismos y organizaciones del país están presentes los productos que se generan en esta institución.

Junto a la Ingeniería en Ciencias Informáticas este año comenzó la carrera de Ingeniería Bioinformática, encaminada a la formación de profesionales que trabajen con herramientas para el análisis de datos biológicos en centros de investigación del país, y el próximo año se abrirá una especialidad de posgrado en Seguridad Informática, la cual se suma a los programas de maestría sobre la calidad de software, la gestión de productos informáticos e informática avanzada.

El otro proyecto es la enciclopedia colaborativa cubana, EcuRed, sitio cubano más visitado en Internet, que recibe unas 300 mil visitas diarias desde México, España, Venezuela, Perú, Argentina, Estados Unidos, Colombia y Ecuador, además de Cuba.

Los fundadores de EcuRed se inspiraron y tomaron como base las ideas de Fidel en relación con el uso de las TIC, con el objetivo de generar conocimiento cubano y universal para de esa manera hacerlo accesible a la inmensa mayoría de los cubanos, mostrar un punto de vista desde el Sur -que pocas veces puede ser encontrado en los medios con una visión ‘occidental’ y bajo el poder que otorga el dinero- y llegar a ser una poderosa herramienta educativa y cultural con artículos que difundan el conocimiento, además de convertirse en referencia para el mundo de habla hispana.

Este proyecto surgido el 14 de diciembre de 2010 se ha edificado desde la base con una visión propia de los acontecimientos y de la historia, y muchos de los primeros artículos creados se refieren a hechos y personalidades de las comunidades cubanas, que no están registrados en ningún otro sitio en la red de redes.

Cuenta con más de 34 mil colaboradores registrados -una parte proveniente de los Joven Club de Computación y del Instituto de Información Científica y Tecnológica (IDICT), perteneciente al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente- y más de 185 mil artículos, confeccionados utilizando fuentes confiables y de probada veracidad. Posee una biblioteca virtual con más de seis mil títulos, fundamentalmente de las universidades cubanas y los textos de la educación general.

Representa una alternativa para los países de habla hispana ante el uso masivo de materiales cuyos puntos de vista en aspectos históricos, políticos y sociales suelen estar permeados por las concepciones hegemónicas, construidas a través del dominio imperialista sobre los medios de comunicación, y demuestra con hechos nuestra filosofía del uso de las nuevas tecnologías con un sentido verdaderamente democrático y descolonizador, de tal manera que permita comprender el mundo más allá de Europa y EEUU.

Las realizaciones descritas demuestran que Fidel siempre estuvo al tanto de los últimos adelantos de las tecnologías relacionadas con la información y la comunicación y las telecomunicaciones, e insistió en poner esos avances a disposición del desarrollo del país y de los sectores menos favorecidos de Cuba y del resto del mundo.

#CUBA EXPRESA PLENA SOLIDARIDAD Y APOYO IRRESTRICTO AL PRESIDENTE Nicolás Maduro Y A LA REVOLUCION BOLIVARIANA Y CHAVISTA

El Gobierno Revolucionario de la República de Cuba condena enérgicamente el atentado contra el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, ocurrido el sábado 4 agosto durante un desfile militar enCaracas, con motivo del 81 aniversario de la fundación de la Guardia Nacional Bolivariana. 
Este acto de terrorismo, que pretende desconocer la voluntad del pueblo venezolano, constituye un nuevo intento desesperado por conseguir, por la vía del magnicidio, lo que no han podido obtener en múltiples elecciones, ni tampoco a través del golpe de estado del 2002 contra el entonces Presidente Hugo Chávez, el golpe petrolero del 2003 y la guerra no convencional desplegada mediante campañas mediáticas, sabotajes, y actos violentos y crueles. 
El Gobierno Revolucionario denuncia una vez más la operación en marcha contra el gobierno legítimo de Venezuela, como parte de la política de hostigamiento del imperialismo por derrocar la Revolución Bolivariana, que incluye la arbitraria y agresiva Orden Ejecutiva de los Estados Unidos que califica a Venezuela como “una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior” de la superpotencia, las sanciones económicas unilaterales violatorias del derecho internacional, la declaración del Secretario de Estado de los EEUU de la plena vigencia de la Doctrina Monroe, su llamado a un golpe militar contra el Gobierno constitucional de Venezuela y la advertencia del Presidente de EEUU de utilizar contra ella “una posible opción militar”.
El 14 de julio de 2017 el General de Ejército Raúl Castro Ruz advirtió:
“La agresión y la violencia golpista contra Venezuela dañan a toda “Nuestra América” y solo benefician los intereses de quienes se empeñan en dividirnos para ejercer su dominación sobre nuestros pueblos, sin que les importe generar conflictos de consecuencias incalculables en esta región, como los que estamos presenciando en diferentes lugares del mundo.
“Alertamos hoy que quienes pretenden derrocar por vías inconstitucionales, violentas y golpistas a la Revolución Bolivariana y Chavista asumirán una seria responsabilidad ante la historia”.
El Gobierno Revolucionario expresa su plena e inquebrantable solidaridad con Venezuela y el irrestricto apoyo al Presidente Nicolás Maduro Moros y a la unión cívico-militar del pueblo bolivariano y chavista.
Como afirmó el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba Miguel Díaz-Canel Bermúdez el pasado 17 de julio en el marco del XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo, debemos: “Fortalecer la convicción de que luchar por Venezuela es luchar por la integración de la región, por el respeto a la soberanía y la independencia de Nuestra América”.

La Habana, 4 de agosto de 2018

Intercambia Presidente cubano con pobladores avileño

Demetrio Villaurrutia Zulueta

Intercambia Presidente cubano con pobladores avileños.Foto: FB de Demetrio Villaurrutia

El Presidente cubano intercambió con pobladores de Florencia y visitó áreas afectadas por la tormenta subtropical Alberto. Recorrió la derivadora del Río Jatibonico Norte crecido durante el evento meteorológico. Asimismo el puente de la comunidad el Poder afectado en sus cimientos y que hoy es rehabilitado por una brigada de construcción y montaje.

Intercambia Presidente cubano con pobladores avileños
Fotos Estudio Revolución

Compartió con trabajadores de un taller de escogida de tabaco y se interesó por las condiciones de trabajo y el salario. También compartió con pobladores y los exhortó a tener cada cada vez más disciplina y a prepararse para enfrentar los fenómenos climáticos que serán cada vez más fuertes.

Miguel Díaz-Canel ha estado acompañado todo el tiempo por autoridades del Partido y el gobierno de la provincia y el municipio de Florencia.

 

Intercambia Presidente cubano con pobladores avileños

Intercambia Presidente cubano con pobladores avileños

 

Raúl Castro: Por grandes que sean los desafíos, nuestro pueblo defenderá su Revolución socialista

 

Raúl en Santiago de Cuba, 26 de julio de 2018Presiden Raúl Castro y Díaz-Canel acto nacional por el 26 de Julio

 
 
Ninguno de los que tuvimos el privilegio de participar en las acciones del 26 Julio, bajo el mando de Fidel, podríamos entonces soñar que estaríamos vivos un día como hoy, con un país libre, independiente y soberano, una revolución socialista en el poder y un pueblo unido, presto a defender la obra realizada, fruto del sacrifico y sangre derramada de varias generaciones de cubanos.
Así inició su intervención el General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Partido, al pronunciar las palabras centrales del acto político cultural por el aniversario 65 de los Asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, celebrado esta mañana en la ciudad heroica de Santiago de Cuba.
No solo por su historia, dijo, celebramos este 65 aniversario en Santiago, sino para reconocer el trabajo que desarrolla la provincia en beneficio del pueblo bajo la dirección de Lázaro Expósito Canto, primer secretario del Partido en el territorio, en estrecho vínculo con el Gobierno que encabeza la vicepresidenta del Consejo de Estado, Beatriz Jonhson Urrutia.
En ese sentido, mencionó el trabajo integral desplegado en varios frentes de la economía, que ha permitido incrementar la oferta de bienes y servicios a la población con calidad y precios asequibles.
Se avanza, además, en el programa de la vivienda con el empleo de iniciativas en el uso de materiales locales de la construcción, prosiguen a buen ritmo inversiones priorizadas de importancia nacional como la Terminal Portuaria Multipropósito y la Base de Almacenes de San Luis.
Informó que se trabaja para aumentar las exportaciones de frutas, ron langosta y productos de la agricultura, se reordena la actividad comercial a partir de proyectos de desarrollo local que otorgan mayor autonomía a los municipios, aprovechando los recursos propios, lo que se traduce en mayores aportes al Presupuesto y asegura la posibilidad de seguir invirtiendo.
Según el General de Ejército, es palpable el entusiasmo de los santiagueros, pero resta mucho por hacer en la esfera productiva y los servicios para seguir elevando la calidad de vida del pueblo, con el propósito de que cada vez Santiago sea una ciudad más bella, disciplinada, higiénica y ordenada, digna de custodiar los restos de nuestros mejores hijos, entre los que sobresalen el Héroe Nacional, el Padre y la Madre de la Patria y el Líder Histórico de la Revolución cubana.
Recordó que en los próximos meses conmemoraremos importantes acontecimientos como el inicio de nustras luchas por la independencia y llamó la atención sobre la aprobación reciente, por la Asamblea Nacional del proyecto de Constitución de la República, el cual será sometido a una amplia consulta popular y con el resultado de ese ejercicio democrático, nuevamente será analizado en el Parlamento para elaborar el texto definitivo que se someterá a Referendo, mediante el voto secreto y directo de cada ciudadano.
La Constitución, afirmó Raúl, es la ley fundamental sobre la cual se asienta el Estado y por eso es el documento jurídico y político más importante de cualquier país, ya que define los fundamentos de la nación, la estructura de los poderes y su alcance, así como garantiza los deberes y derechos de los ciudadanos.
La actual Constitución, apuntó, aprobada en un escenario diferente a este, requiere ser reformada con el propósito de incluir las transformaciones llevadas a cabo tras la implementación de los acuerdos del Sexto y Séptimo Congresos del Partido.
Para ello, se iniciará un trascendental proceso democrático cuyo éxito dependerá, en primer lugar, de la participación activa y comprometida de los cubanos, bajo la dirección del Partido y la UJC y las organizaciones de masas, en que debe lograrse que cada cual entienda la necesidad y alcance de los cambios que debemos introducir, de modo que se garantice la irrevocabilidad del socialismo y la continuidad de la Revolución.
La principal fuente de ingresos sigue siendo el ahorro
En cuanto en la economía, precisó Raúl, se mantiene una tensa situación en las finanzas externas, como consecuencia de las afectaciones en los ingresos por las exportaciones de azúcar y el turismo, debido a las consecuencias de las lluvias y el reforzamiento del bloqueo, que impactó en el comercio y las transacciones financieras.
No obstante, reiteró, se obtuvo un discreto crecimiento de la economía, lo que es un resultado alentador, pero se hace necesario aumentar las exportaciones y reducir todo gasto innecesario.
«Hay que tener siempre presente que la más rápida fuente de recursos es el ahorro, y tenemos que lograr que ello no sea una mera consigna, y se convierta en una norma de conducta a todos los niveles.
Perseverar en la ruta de la unidad
Al referirse al ámbito internacional, el General de Ejército recordó que a inicios de este siglo llegaron al poder fuerzas diversas fuerzas progresistas y de izquierda que impulsaron la unidad y la integración latinoamericana y caribeña.
Así, prosiguió, se derrotó el proyecto imperialista de Libre Comercio para las Américas, y surgió la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América. En 15 años, salieron de la pobreza 60 millones de personas y más de tres millones del analfabetismo que se erradicó en Venezuela, Bolivia y Nicaragua. También se graduaron más de 20 mil médicos latinoamericanos y caribeños en la Escuela Latinoamericana de Medicina, y se devolvió la visión a más de dos millones 900 mil pacientes extranjeros mediante la operación milagro, unido a más de un millón en Cuba.
Igualmente, rememoró que con la generosa colaboración venezolana surgió Petrocaribe, y emergieron las condiciones propicias para la integración regional que dio lugar a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Unión de Naciones del Sur, a donde acudieron países de tendencias políticas diferentes pero con el principio de la unidad en la diversidad. De igual forma, hizo hincapié en la reactivación del Mercosur y el accionar de la Caricom.
Evocó que los Jefes de Estados y de Gobierno de América Latina (AL) y el Caribe firmaron en La Habana, en el 2014, la Proclama de AL y el Caribe como Zona de Paz, que los comprometió a respetar el derecho de todo Estado de elegir su sistema político y a no intervenir en los asuntos internos de cualquier país.
Esta coyuntura, enfatizó, no resultaba agradable para los círculos de poder de Washington, quienes pusieron en práctica los métodos de guerra no convencional para obstaculizar el avance de gobiernos progresistas, y rememoró los golpes militares perpetrados en Honduras, Paraguay y Brasil.
También la derecha, reconoció, consiguió recuperar en algunos países el poder mediante triunfos electorales, algunos fraudulentos, y otros al amparo de la manipulación.  Y como era de esperar, no vacilaron en desmotar las políticas sociales de amplio beneficio popular.
En palabras de Raúl, el Gobierno de los Estados Unidos hace algunos meses declaró la total vigencia de la doctrina Monroe, que se resume en América para los americanos y reserva para las naciones latinoamericanas y caribeñas un estatus de dependencia y sumisión.
Aseguró que uno de sus propósitos es revertir los avances en la integración y el ejercicio de la soberanía sobre los recursos naturales, para imponer su agenda mediante una ofensiva neoliberal, dirigida a destruir una década de desarrollo y ahondar las diferencias.
También dijo que los EE.UU., con la complicidad de algunos gobiernos, ha intentado revigorizar la OEA y emprender su arremetida contra Venezuela, y socavar la unidad regional. Ello vuelve a demostrar que el camino es no descuidar la unidad de los revolucionarios y mantener la lucha, pues los adversarios nunca cejan en su empeño de imponerse, y no vacilan en acudir a los golpes de estado, la violencia, e incluso la guerra.
Sobre el recién concluido Foro de Sao Pablo, en La Habana, manifestó que evidenció la necesidad de reconducir la lucha de la izquierda y sus movimientos progresistas y su declaración final es un verdadero programa unitario de acción.
Reiteró la solidaridad con Venezuela, Nicaragua, y el reclamo de libertad para Lula. También felicitó al pueblo mexicano y su presidente López Obrador.
Cuba jamás renunciará a sus principios
Respecto a las relaciones con Estados Unidos, el General de Ejército dijo que se mantienen vínculos diplomáticos formales, varios acuerdos bilaterales y una cooperación mutuamente beneficiosa dentro de un grupo limitado de áreas.
A pocos días de haberse anunciado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, recordó, señalamos que entre nuestros gobiernos existen profundas diferencias en los modelos políticos y las relaciones internacionales y reiteramos la disposición de diálogo sobre las discrepancias, sin pretender q Cuba renunciara a las ideas que había defendido por más de un siglo.
Desde agosto del año pasado, reiteró, con el pretexto de agresiones sónicas, cuyo origen nadie ha podido explicar ni probar, se han degradado los vínculos bilaterales y fueron expulsados 17 funcionarios de nuestra embajada en Washington y se redujo el personal diplomático en La Habana. Además, se ha recrudecido la aplicación del bloqueo, en particular la persecución de nuestras transacciones financieras
Es propicio, puntualizó, recordar el memorando de un subsecretario asistente de Estado para Asuntos Interamericanos, con fecha 6 de abril de 1960:
«La mayoría de los cubanos apoyan a Castro, no existe una oposición política efectiva, el único modo efectivo para hacerle perder el apoyo es provocar el desaliento mediante la penuria…Hay que poner en práctica los medios para debilitar la vida económica, negándole suministros, para reducir los salarios nominales, producir hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno…»
Yo nunca he leído, aseguró Raúl, nada más cínico, y esas agresiones continúan hoy renovadas.
Los pronunciamientos públicos contra Cuba, sentenció, se caracterizan con la manipulación y se destinan millones para revertir el orden político en nuestro país.  En junio, un funcionario estadounidense expresó que los países de América tienen que aceptar que Cuba es la madre de todos los males en términos de debilitamiento de democracia en el continente y de derechos humanos, y ello nos recuerda la actitud de George W. Bush.
No es casual, expresó, que en el proyecto de nuestra Constitución se reafirma que la defensa de nuestra patria socialista es el mas grande honor y deber de los cubanos.
Los cubanos, patentizó, somos un pueblo pacífico y amistoso, no amenazamos a nadie, y para nosotros evitar una guerra equivale a ganarla, y para ello es preciso derramar ríos de sudor, preparándonos para combatir hasta la victoria.
En palabras de Raúl, otra vez, se ha configurado un escenario adverso, pero no será la primera vez ni la última que la Revolución enfrente retos y amenazas. Hemos corrido riesgos y hemos resistido invictos 60 años, Para nosotros, al igual que Venezuela y Nicaragua, está claro que se estrecha el cerco y tenemos que estar preparados para hacerle frente con fe inquebrantable en la victoria.
Los revolucionarios, afirmó, desde el 26 de Julio, hemos llegado hasta aquí sobreponiéndonos a reveses. Fidel, con el Moncada, nos enseñó a convertir los reveses en vitorias y ya nada pudo contener el avance de nuestro pueblo. Nos mostró la fuerza de las ideas y la lección permanente de la perseverancia en los propósitos justos.
Entonces decía Fidel: Nuestros muertos heroicos no cayeron en vano, ellos nos acompañaron en las cárceles, y ellos combatieron junto a nosotros en la guerra y los vemos renacer en las nuevas generaciones…
En 1959, enumeró el General de Ejército, hubo que enfrentar bandas armadas, y después sabotajes, planes de atentados, sobre todo contra Fidel, el bloqueo, campañas mediáticas , la invasión a Girón, la Crisis de Octubre, la introducción de plagas y enfermedades, acciones terroristas.
Y en los años 90 del pasado siglo, continuó, enfrentamos la desaparición de la Unión Soviética y el Campo socialista, y ante la arremetida del imperialismo, los cubanos, en medio de enormes carencias, pusimos nuestra inquebrantable capacidad de resistencia y la voluntad de defender la soberanía y el socialismo, y eso fue posible por el pueblo y la unidad forjada por Fidel.
Hoy, subrayó Raúl, a 65 años del Moncada, con la independencia ya conquistada y la presencia permanente de Fidel entre nosotros, podemos afirmar que por grandes que sean los desafíos, nuestro pueblo defenderá su Revolución socialista. La historia ha demostrado que sí se puso, sí se puede y siempre se podrá.
Para conmemorar el triunfo de la Revolución, prometió, nos volveremos a encontrar en Santiago.

Presidió Raúl Castro acto provincial por el 26 de julio en Segundo Frente

 

 
Presidió Raúl acto provincial por el 26 de julio en Segundo Frente
Fotos: Tomada del periódico Sierra Maestra.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), preside el acto provincial por el 26 de Julio en este histórico municipio.

En la celebración del Día de la Rebeldía Nacional en la localidad participaron también los miembros del Comité Central Lázaro Expósito, primer secretario en la provincia, y Beatriz Johnson Urrutia, vicepresidenta del Consejo de Estado y presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Santiago de Cuba.

 
 
El municipio de Segundo Frente, que mereció la sede del acto por el aniversario 65 de la gesta heroica del Moncada como premio a sus resultados integrales, recibe la fecha patria con nuevas obras económicas y sociales para beneficio del pueblo.

Presidió Raúl acto provincial por el 26 de julio en Segundo Frente

Los aires de renovación señorean en la montañosa localidad, ciento por ciento obra de la Revolución, que celebró con una imagen diferente y avances en todas las esferas de su quehacer, en marzo de este año, el aniversario 60 de la fundación del frente guerrillero, decisivo en la guerra de liberación nacional.

 
 
La llegada del 26 de Julio es esperada con sano orgullo revolucionario para honrar a los héroes y mártires de la epopeya con resultados que tendrán una incidencia positiva en el cumplimiento de los planes económicos y sociales de Segundo Frente.

Presidió Raúl acto provincial por el 26 de julio en Segundo Frente

 

Vivencias imborrables de Agustín Díaz Cartaya

2018-07-20 08:03:36 / web@radiorebelde.icrt.cu / Heydi González Cabrera

 
Vivencias imborrables de Agustín Díaz Cartaya
Agustín Díaz Cartaya se define a sí mismo como poeta, músico y combatiente eternamente fiel a la Revolución y a Fidel. Su obra cumbre, trascendental: el Himno del 26 de Julio.

Ha escrito infinidad de composiciones y poemas. Tanto la música como la poesía mantienen una línea romántica, generalmente, épica, y ha incursionado en la lírica y la folklórica. 

La historia de su vida sería, sin lugar a dudas, un testimonio dramático que, según afirma rotundo: “No podría jamás escribirlo”. No cabe pensar que su negativa la dicte el olvido ante tantos años de reconocimiento a su lucha, o porque ha vivido rodeado del amor de la esposa, hijos y nietos.

Mas, ¿por qué su negativa? ¿Quizás duele todavía la infancia perdida en la Casa de Beneficencia adonde la miseria obligó a su madre a recurrir? O tal vez, la adolescencia azarosa, la juventud sin perspectiva…Vivencias imborrables que siempre le acompañan.

PUNTO DE PARTIDA

Vivencias imborrables de Agustín Díaz Cartaya

La vieja amistad con un integrante de las células del 26 de Julio en Marianao, facilitó la incorporación de Cartaya al grupo revolucionario. Tenía antecedentes de pertenecer a la Juventud Ortodoxa, a la que sumaba antiguos vínculos con la Triple A, organización que dio mucho que hacer cuando el golpe de estado batistiano. 

-En una ocasión, cuando practicábamos tiro en la finca “Santa Elena” –relata-, Fidel me planteó: “Cartaya, hace falta que hagas un himno para el movimiento”. Él conocía que yo cantaba y componía música. Lo simpático fue que, debido a la compartimentación del secreto, ni imaginaba que él era nuestro jefe, y mucho menos, cuál sería la misión a cumplir.

-La idea prendió en mí. Comencé a trabajar de inmediato, y días después, media hora antes de salir para Oriente, llegó Fidel y tras breves intercambios, me pregunta cómo va el himno. Con mi mejor sonrisa respondí: “Ya está terminado”. Vi el entusiasmo en su rostro, e interés en escucharlo.

Como en esa casa había dedicado todo mi tiempo a componerla, los integrantes de nuestra célula pudieron entonar conmigo lo que llamé Marcha de la Libertad. Era el 24 de Julio de 1953, a pocas horas de los asaltos a los Cuarteles de Santiago de Cuba y Bayamo.

Esta primera versión constaba de cuatro estrofas. La tercera era diferente a la que hoy posee:

Marchando, vamos hacia un ideal,
Sabiendo que hemos de triunfar,
En aras de paz prosperidad
Lucharemos todos por la libertad.

Adelante, cubanos, 
Que Cuba premiará nuestro heroísmo,
Pues somos soldados que vamos a la Patria a liberar,
Limpiando con fuego que arrase con esa plaga infernal
De gobernantes indeseables y de tiranos insaciables
Que a Cuba han hundido en el mal.

*La muerte es victoria y gloria que al fin
la historia por siempre recordará.
La antorcha aurora sembrando va
Nuestros ideales por la libertad.

El pueblo de Cuba,
Sumido en su dolor se siente herido
Y se ha decidido a hallar sin tregua una solución
Que sirva de ejemplo a esos que no tienen compasión
Y arriesgaremos decididos por esa causa hasta la vida,
¡Qué viva la Revolución! 

Cuando terminamos de cantar, Fidel resplandecía. Estaba muy contento.

Al poco rato partimos en cuatro automóviles. Al llegar, nos hospedamos en el gran Casino, un hotelucho situado cerca del cuartel Carlos Manuel de Céspedes. Ocupábamos siete habitaciones, y una vez dentro, nadie podía salir por estrictas medidas de seguridad.

-Los problemas comenzaron cuando nuestro jefe autorizó a Elio Rosete para que saliera unos minutos. Ese hombre, clave a la hora de la ejecución del ataque, no volvió. Desconocíamos la magnitud del incidente, y estábamos muy tensos. A las 12 de la noche nos ordenaron vestirnos con uniformes. Faltaban pocas horas para la acción.

-Éramos 26 hombres armados con escopetas calibres 12, 16 y 22. Otros traían pistolas o revólveres. El factor sorpresa se convertía en nuestra ventaja. El plan inicial era que Raúl Martínez –con grados de sargento de la tiranía-, acompañara por la puerta principal a Elio Rosete, sujeto muy conocido por la soldadesca, y que se encargaría de presentar a Raúl para que le dejaran pasar la noche allí.

-Si ese propósito no se cumplía, Raúl encañonaría al guardia de la posta, obligándolo a abrir para que nosotros entráramos a los dormitorios llenos de soldados. Otra parte de grupo completaría la acción.

-Raúl se reunió con los demás jefes, discutieron varias medidas, y aunque lo más sensato era cambiar la estrategia, no razonó.

-Esa noche, muy pocos dormirían, reflexionando sobre todo lo que podría ocurrir. Ahora la táctica era otra. Nos iríamos por la parte posterior de la guarida batistiana, protegidos por la oscuridad. Cruzaríamos por debajo de la cerca de alambres y los sorprenderíamos.

-A las 5 y 15 de la madrugada, hora dispuesta por Fidel para el ataque al Cuartel Moncada, iniciamos la acción. Todo estaba tranquilo. Solo había 12 soldados dentro y ocho dormían en la barraca; los cuatro restantes eran el sargento, las dos postas y el cocinero. Sin dificultad llegamos al fondo de cuartel y pasamos por debajo de los alambres, pero un obstáculo inesperado detuvo a la primera avanzada: tropezamos con un montón de latas vacías. El soldado de la posta dio el alto.

-Por respuesta, recibió un certero disparo. Allí mismo empezó el tiroteo. Una ametralladora se hizo sentir. No podíamos sacar la cabeza y nuestras escopetas poco podían hacer. El armamento enemigo era superior, y todo el cuartel estaba despierto. Comenzamos a retirarnos

-Ya en la calle nos siguió un yipi de los batistianos, y Ñico López, de un solo disparo, liquidó a uno de los hombres que venía en el carro. Nos dispersamos para evitar los encuentros. No eran todavía las seis de la mañana. 

-Apresaron y masacraron a muchos del grupo. Yo logré evadirme con el dentista Pedro Celestino Aguilera. Fuimos a parar a san Luis, y allí cogimos una guagua que salió para La Habana. Desconocíamos la situación del resto de los compañeros, y eso nos desalentaba. Me adormecí en el ómnibus, pero… en Santa Clara me despertaron. Tenía frente a mí a un teniente del ejército que me mandó a bajar. 

Aguilera no perdió tiempo, y le dijo: “Teniente, este negro es mi criado. Estábamos en los carnavales” Por coincidencia, el militar lo conocía y todo se resolvió.

UNA PALIZA

Cartaya cae preso

Tres días después, miembros del Servicio de Inteligencia Militara (SIM) me detuvieron. Estaban interrogándome cuando llegó un oficial y aseguró que yo no podía ser asaltante al Moncada porque me había visto el día 25 en la barbería, en pleno Marianao. Sugirió que cantara algo al capitán, para que supiera a qué me dedicaba. No perdí tiempo, y al parecer lo convencí. Minutos después estaba en la calle… para ser detenido a la semana siguiente.

-Fui golpeado salvajemente. Fueron tres días consecutivos de torturas. Corregía, orinaba y escupía sangre. Hasta me pasearon por El Laguito y el cementerio, amenazando con matarme, pero no lograron que dijera una sola palabra.

-Cuando menos lo imaginaba, junto con otros compañeros nos enviaron para Santiago de Cuba, justamente al Cuartel Moncada, y de allí, a la cárcel de Boniato.  El día que llegué, los asaltantes del cuartel me dieron una cálida acogida. Más tarde supe por Raúl Castro, que ellos se habían negado a ir al juicio, porque sabían de mi reclusión en La Cabaña y presentían que querían excluirme del proceso penal para asesinarme.

UNA NUEVA ESTROFA

-Lo primero que hice en la cárcel de Boniato, por sugerencia de Fidel, fue cambiarle algunas cosas al Himno. Quería que el recuerdo de los hermanos caídos sirviera de sagrado factor de unidad. Así surgió la nueva estrofa.

La sangre que en Oriente se derramó 
Nosotros no debemos olvidar,
Por eso unidos hemos de estar
Recordando a aquellos que muertos están

En la prisión se aprendieron el himno, y lo cantábamos delante de los carceleros, en los ómnibus que nos trasladaban al Tribuna de Urgencia donde se efectuaban las sesiones del juicio y hasta en la propia sala donde esperábamos la sentencia. Los vecinos de esa zona lo oyeron muchas veces.

Posteriormente, cuando nos conducían para el aeropuerto, o a tomar el avión rumbo a Isla de Pinos, interpretamos la Marcha. Fue algo que consolidó nuestra unidad, en las cárceles y fuera de ellas.

Tiempo después, sustituimos del himno la palabra Oriente por Cuba, y decidimos ponerle definitivamente, Marcha del 26 de Julio

MODELO PRESIDIO

Casi dos años permanecí entre rejas, con el signo de la muerte presente en las torturas a que me sometieron, pero con la convicción de seguir la lucha al precio que fuera.

-El 12 de febrero de 1954, Juan Almeida vio desde una ventana la llegada de Fulgencio Batista y Zaldívar, y corrió a informarlo a Fidel. Al principio no sabían qué hacer para brindarle una lección inolvidable. Por fin se acordó cantar el Himno y gritar ¡asesino!

Cuando Almeida alertó ¡Ya está aquí! Los moncadistas, desafiantes, entonamos la marcha, no tardaron en unírsenos las voces de otros presos.

-De inicio, el tirano creyó que se trataba de una alegre bienvenida pero, en la medida que prestó atención a la letra, empezó a gritar “!Los mato!”.

-Lo demás era de esperar – relata sonriente Cartaya- a la mañana siguiente leyeron un listado: Ramiro Valdés, Oscar Alcalde, Ernesto Tizol e Israel Tápanes. Por ser domingo, algunos creyeron que se trataba de visitas familiares. Nada más lejos: fueron a parar al Pabellón Dos, en celdas individuales de castigo. No tardaron en buscar a Fidel. Después, me tocó a mí.

“¿Así que tú eres el autor de la mierda esa que cantaron al general? Pues ahora tienes que cantar para nosotros. 

-Me negué, y el teniente Perico Montesinos y Cebolla, un condenado a más de 100 años de prisión por asesinatos, y que fungía como “mayor”, se aproximaron.  Resuelto grité: “Si se acercan, les voy a dar”. El asesino miró a los suyos. Mis seis pies y 200 libras de peso, los hicieron reflexionar, y se retiraron.

-A media noche regresaron con refuerzos. Me desnudaron y recibí un aluvión de patadas y golpes de “bichos de buey” hasta quedar inconsciente por largas horas.

LA GRABACIÓN

Agustín Díaz Cartaya en el acto por el 26 de Julio de 1993

Después que abandoné aquel destierro, como le llamo a esos días en el presidio Modelo, todo fue muy difícil. En la calle la situación seguía igual o peor. Por dos veces más estuve en la prisión del Castillo del Príncipe, pero aun allí, aproveché el tiempo, copiando centenares de textos del himno y repartiéndolo entre los presos políticos; de esa forma fue dándose a conocer por el pueblo. 

Un hecho trascendental, de gran valor histórico, resulto la grabación del disco con el Himno del 26 de Julio. Ese mérito correspondió a Carlos Faxas, entonces secretario general de la Asociación de Músicos de Cuba.

La arriesgada misión tuvo fuertes contratiempos. En 1956 logró entrevistarse con un compañero apodado El Chino, quien había estado preso en Isla de Pinos y era expulsado del país. Este tenía el texto de la música, Faxas supo arreglárselas para conversar con él, Burló la policía en el propio aeropuerto y con tremendo riesgo permaneció una hora precisando lo más mínimo de la Marcha. El Chino salió hacia Europa con su encomienda.

-Faxas copió centenares de ejemplares. Difundió la música entre las orquestas, e incluso, se decidió a grabar un disco con acompañamiento de coro y orquesta. Ya a principios de 1957, las condiciones estaban preparadas. Carlos Faxas era jefe de la sección de repertorio de la emisora Radio Cadena Habana. La noche del 14 de febrero, las puertas de la emisora se abrieron para que cuatro voces, tres músicos y el propio Faxas, se concentraran en su objetivo hasta casi el amanecer.

-La grabación se envió al extranjero donde una casa de discos se encargó de su impresión y difusión.

Mientras, las ondas de la emisora guerrillera Radio Rebelde, diariamente dejaban escuchar las notas del himno, yo me mantenía en la clandestinidad, trabajando bajo las orientaciones de la Dirección del M-26-7. En 1958, se decidió que me incorporara a la lucha guerrillera en la Sierra de los Órganos, en Pinar del Río, y allí recibí el amanecer del Primero de Enero.

NUEVO HIMNO 

Al cumplirse el décimo aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, Fidel se reunió con aquellos combatientes. En esa oportunidad me dijo: -“Cartaya, estás como el compositor de la Marsellesa. Ya tú no haces nada. ¿Qué te pasa?”

-No crea, Comandante –respondí-, tengo algo nuevo: La Marcha de la América Latina.
-Me pidió que la cantara. Apenas la escuchó, vi en su rostro la misma alegría que 10 años atrás, cuando escuchó el otro himno.
-Me gusta esa marcha –señaló-.Oye, Almeida: ¿Qué te posibilidad hay de tocarla mañana en el acto central por el 26?
-Muy pocas Fidel, poquísimas -observó el aludido-. El jefe de la Revolución, como si no hubiera escuchado la respuesta, fue categórico:
-“Está bien, Almeida, entonces, a las 3 de la mañana llévamela a la casa”.

-Ni que decir que desde ese momento nos movilizamos. Buscamos arreglistas, copistas, al coro de la CTC. Lo que hizo alta. Los ensayos se iniciaron de inmediato, y al rato, la grabación. A las 2 de la mañana, Fidel tenía la placa del disco. La Marcha de la América Latina se escuchó por primera vez aquel 26 de Julio del año 1963, en una de las grandes concentraciones de la Plaza de la Revolución.

 

 

 

Moncadistas y Expedicionarios del Granma recorren centros históricos en la Habana

Moncadistas y Expedicionarios del Granma recorren centros históricos
Delegación de moncadista y expedicionarios del yate Granma realizan recorrido por el Museo Fragua Martiana. Fotos: Carlos Serpa Maceira

Asaltantes a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes y expedicionarios del yate Granma realizaron este jueves un recorrido por centros históricos de La Habana, en ocasión de conmemorarse próximamente el aniversario 65 del Día de la Rebeldía Nacional.

Los combatientes de la Revolución Cubana visitaron el Memorial de la Denuncia, un museo contemporáneo único de su tipo en Cuba, que se apoya en las nuevas tecnologías para proponer un recorrido interactivo por los momentos cruciales de la historia de Cuba a partir de 1959 con las agresiones de los diferentes gobiernos de los Estados Unidos.

En el lugar los miembros del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) Luis Antonio Torres Iribar, primer secretario del Comité Provincial del PCC en la Habana y Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular respectivamente mantuvieron un intercambio con los moncadistas y expedicionarios del Granma. Los cuales conocieron de cuanto se hace en la ciudad con vistas a la celebración de los 500 años de su fundación en noviembre de 2019.

Moncadistas y Expedicionarios del Granma recorren centros históricos

El máximo dirigente del PCC en la capital cubana, Luis Antonio Torres Iribar, manifestó a los combatientes revolucionarios el propósito que en el aniversario 500 de la fundación de la Villa San Cristóbal de la Habana, la urbe sea la sede de la celebración central por el aniversario 66 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

Como parte del periplo por la capital moncadistas y expedicionarios del Granma también visitaron el Museo Fragua Martiana, antiguas canteras de San Lázaro donde el Héroe Nacional José Martí cumplió su presidio político con 16 años de edad.

Como cierre de su recorrido por la Habana, el Buro Provincial del PCC en ocasión del aniversario 65 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes entregó un reconocimiento a los moncadistas y expedicionarios del yate Granma, por su contribución a lograr y mantener nuestra Revolución Socialista.

AHÍ VIENE FIDEL

El 8 de  enero de 1959 tras su entrada triunfal a la Habana al frente del Ejército Rebelde el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en un discurso pronunciado ante el pueblo expreso ¨¨Se, además, que nunca más en nuestras vidas volveremos a presenciar una muchedumbre semejante ,excepto en otra ocasión – en que estoy seguro que se van a volver a reunir las muchedumbres-, y es el en que muramos, porque nosotros ,cuando nos tengan que llevar  a la tumba ,ese dia,se volverá a reunir tanta gente como hoy, porque nosotros ¡jamás defraudaremos  a nuestro pueblo ! ¨¨.

¡Ahí viene Fidel! Decían muchos cuando estaba  cerca  el cortejo fúnebre. El pueblo lo aclamaba como si pasara de verde olivo, igual que cuando, sin  avisar, aparecía en cualquier rincón del país. Fueron cinco días y cuatro noche de viaje por trece ciudades capitales y decenas de poblados, bateyes. 1223 kilómetros recorridos desde la Habana hasta Santiago de Cuba.

Millones de hijos de la Isla a lo largo  de la Carretera Central pudieron despedirlo y agradecerle desde su envoltura en cedro, cristal y la bandera cubana.

Todos fueron testigos de un suceso que nunca había vivido la nación, y que tal vez jamás vuelva a suceder en Cuba.